Cargando...



Estos son algunos tips que te ayudarán a mantener tu vehículo en perfectas condiciones:

1
FILTROS

Estos juegan un papel notable para mantener en marcha nuestro vehículo. Los filtros de aire, aceite, y gasolina deben mantenerse totalmente libres de impurezas. Su función es retener contaminantes, garantizando la salud del motor y sacar así el mayor provecho al auto. Lo recomendable es que estos se revisen siempre en las operaciones de mantenimiento del vehículo y sustituirlos cuando el mecánico lo considere necesario.

2
MOTOR

Tener en buen funcionamiento el motor de tu vehículo es esencial, es el corazón del mismo. Lo normal es que el motor no tenga ruidos extraños y no debe vibrar, es recomendable hacer una revisión del estado general del motor así como también mantenerlo libre de grasa y polvo.

3
SISTEMA DE ESCAPE

El sistema de escape cumple funciones muy importantes en el medio ambiente, tales como reducir el ruido que producen los gases al salir del motor y reducir la propagación de contaminantes. También es adecuado verificar que el vehículo no este sacando humo del escape, ya que esto revela problemas en el motor. De ser así, lo más probable es que tu auto necesite una revisión exhaustiva por parte de tu mecánico.

4
BUJIAS

Literalmente las bujías son las encargadas de mantener prendido el motor de tu vehículo mediante una chispa de encendido dentro de la cámara de combustión del propulsor. Cuando las bujías te están pidiendo cambio lo más común es que sientas falta de potencia en el motor y veas que recargas gasolina más a menudo. Es normal que las bujías sufran un fuerte desgaste debido a su función, es por ello que es de gran importancia cambiarlas cada cierto tiempo o cada vez que se afine el motor.

5
CAMBIO DE ACEITE

Es sumamente importante verificar los niveles del aceite en nuestro vehículo y hacer el cambio cada 5000 km. El aceite del motor debe cumplir tres funciones: lubricar, refrigerar y limpiar, así como también ayudar a reducir las fricciones entre las partes metálicas del motor. El no cambiar el aceite a tiempo causa que el motor se desgaste con rapidez.

6
RASTOS DE FUGA

Para identificar una posible fuga es aconsejable revisa debajo del motor del carro y observar en el piso donde estacionas el vehículo, percibir olor a aceite caliente bajo el capo y así chequear que no tenga fugas de agua, aceite o anticongelante. Lo adecuado es hacerlo semanalmente o a diario ya que revisar los fluidos del carro es crítico. Debes tomar las precauciones necesarias y aprender a percibir estas fugas por ti mismo, de este modo podrás ahorrarte problemas graves en tu carro y también en tu bolsillo.

7
CAMBIO DE CORREA DE TIEMPO

Que costoso y molesto puede ser la rotura de la correa de tiempo en tu vehículo, es muy frecuente que esto suceda pero la buena noticia es que puede prevenirse. Lo oportuno es cambiar la correa de tiempo cada cierto kilometraje según sea tu vehículo. Es importante informarse con el fabricante del auto cual es el kilometraje máximo de recorrido en que debe hacerse la sustitución. Es casi imposible identificar si una correa de tiempo está por romperse. La consecuencia principal de esto es el destrozo de gran parte del motor, por lo que es necesario reemplazarla a tiempo por una correa de excelente calidad, así como también es aconsejable que junto a ella se remplacen el tensor y la polea.

8
FRENOS

El principal cuidado que debemos tener en nuestro vehículo está precisamente en este punto. Es fundamental llevar el adecuado mantenimiento mediante una revisión profunda en el sistema de frenos, pastillas de frenos, discos de frenos y niveles de líquido de frenos. Debemos verificar que estén correctamente. ¿Cómo saber si algo va mal? Inicialmente hay que tener especial atención en cuanto a lo rápido que pueda responder el vehículo al momento de frenar. Lo ideal es tener frenos silenciosos, rápidos y que el pedal sea sensible al frenado, de no ser así lo más probable es que las pastillas de frenos o discos estén dañados. Otra falla que pueda presentarse es que si el pedal de freno se hunde más de lo habitual cuando lo pisas, es posible que el líquido de frenos sea escaso o que las pastillas estén muy desgastadas.